Y si no tuvieras miedo, ¿qué harías?

y si no tuvieras miedo, qué harías¿Cuántas veces no hacemos cosas por miedo? Por esa expectativa tan terrible que nos creamos a cerca de lo que pasará.

Preferimos mantenernos en nuestra zona de confort, ese espacio conocido por nosotros, que aunque no nos haga felices, nos da la seguridad de lo conocido. Y nos resistimos al cambio, por miedo a lo que pueda suceder.

No nos paramos a pensar en que lo conocido no nos ofrece aquello que deseamos. Y que lo que nos espera detrás del cambio puede ser aquello que anhelamos o no. Pero si continuamos donde estamos, seguro que no lo lograremos.

Y es curioso, que la mayoría de las veces que nos aventuramos al cambio, que decidimos vencer ese miedo imaginario, las consecuencias que aparecen no son tan graves como pensábamos.

Y en el peor de los casos. Si cambiamos y nos equivocamos… ¿qué pasaría? No pasaría nada… Podemos equivocarnos tantas veces como veces podemos volver a intentarlo.

“Todo lo que siempre has querido, está al otro lado del miedo. George Addair.”

***

Tu psicólogo en Andújar

A&M Psicología Andújar

http://www.aympsicologiaandujar.com

La fobia escolar

cartel FOBIA ESCOLARUno de los problemas psicológicos que suele aparecer con más frecuencia en la infancia está relacionado con la fobia escolar.

Se caracteriza por rechazo a ir al colegio por algún tipo de miedo. Este miedo puede estar relacionado entre otros factores con la escolaridad (miedo al maestro, bajo rendimiento escolar, problemas con los compañeros); los sucesos vitales negativos (enfermedad prolongada, ruptura de la unión familiar) o incluso con la ansiedad ante la separación de los padres.

Tienden a manifestarse en los niños con los siguientes tipos de respuestas:

  • Negación a asistir al colegio.
  • Lloros, gritos y pataleos al llevarlos a la escuela.
  • Aparición de dolores y enfermedades cuando se acerca el momento de ir a la escuela, que desparecen si se les permite quedarse en casa.
  • Síntomas fisiológicos como sudoración de manos y cuerpo, tensión muscular elevada, vómitos, diarrea y, alteraciones en la alimentación y hábitos de sueño.
  • Anticipación de consecuencias desfavorables que desaparecen cuando vuelven del colegio y, reaparecen cuando deben partir hacia él.
  • Evaluación negativa de sus capacidades.

Cuando el niño emita estos síntomas, habla con sus profesores para recabar información y con el psicólogo del colegio para que valore el caso y haga un informe para el pediatra; con el objetivo de obtener un mejor tratamiento.

Asimismo, como padres debemos de adoptar una serie de medidas en el ámbito familiar:

  • Asistencia diaria a la escuela. Cuanto más tiempo pase su hijo en casa, tanto más difícil le resultará volver a la escuela.
  • Informarle cuando se les deja en el colegio que papá/mamá regresará y que él tiene que quedarse ahí, inmediatamente nos separamos rápido y con cariño.
  • Si se queja de síntomas físicos, pero son los que ya ha mostrado en otras ocasiones, deberá ir a la escuela con mínima discusión.
  • Si el niño tiene un síntoma físico nuevo o parece estar muy enfermo, pedimos cita para su médico esa misma mañana. El médico determinará la causa de la enfermedad del niño. Si el síntoma es causado por ansiedad, el niño deberá volver a la escuela inmediatamente.
  • Informar al maestro que si los síntomas del niño aumentan dejar que se relaje de 5 a 15 minutos en otro lugar diferente al de la clase, en lugar de enviarlo a casa.
  • Hablar con el niño en algún momento, que no sea una mañana de escuela, sobre sus problemas y decirle que entienden sus sentimientos, pero que es necesario que vaya a la escuela mientras mejora.
  • Fomentar amistades escolares para que se establezcan también fuera del centro escolar.

***

Tu psicólogo en Andújar

A&M Psicología Andújar

http://www.aympsicologiaandujar.com

Ansiedad ante los exámenes

CONSEJOS ansiedad ante los exámenesLa ansiedad ante los exámenes es un miedo intenso y persistente que se experimenta frente a, o ante la anticipación de, situaciones de evaluación dentro del ámbito educativo.

Existen varias técnicas que nos ayudan a controlar la ansiedad ante los exámenes: hábitos de vida saludables, técnicas activas de aprendizaje, preparación mental y, preparar la noche anterior.

HÁBITOS DE VIDA SALUDABLES

  • Debemos incluir en nuestra alimentación, alimentos como: cereales integrales, legumbres, pescado, nueces, verdura y fruta que nos ayudan a sentirnos con energía.
  • Es aconsejable dedicar una hora al día para pasear, tomar el aire, correr, etc. Esto ayuda a eliminar tensiones musculares, desintoxica el organismo, distrae y relaja la mente.
  • No es adecuado estudiar inmediatamente después de las comidas o cenas, porque el adormecimiento dificulta la concentración. Tampoco si estamos muy cansados, enfadados o con alguna preocupación en la cabeza, ya que cualquier emoción fuerte bloquea la memoria.
  • Debemos dormir entre 7 y 8 horas. La falta de descanso provoca una importante disminución en el rendimiento físico e intelectual.

TÉCNICAS ACTIVAS DE APRENDIZAJE

  • Hacer resúmenes nos ayuda a adquirir la capacidad de síntesis y de relacionar los conceptos importantes.
  • Simular la situación de examen cronometrado por un padre o un amigo, poniéndose preguntas sacadas de los ejercicios del libro.
  • Exponer oralmente, a solas o frente a un compañero, la lección aprendida.
  • Preguntarse sobre el tipo de examen y utilizar preguntas de años anteriores.

PREPARACIÓN MENTAL

La Relajación es el paso previo para enfrentar exitosamente cualquier situación que nos puede parecer difícil.

  • Se trata de tensionar y luego de relajar diferentes grupos de músculos en todo el cuerpo, con el fin de aprender a reconocer la diferencia que existe entre un estado de tensión muscular y otro de relajación muscular.
  • El tiempo de tensión oscila entre cinco y diez segundos. Una vez superado ese tiempo se debe relajar lentamente.
  • Debe repetirse varias veces al día para obtener un nivel óptimo.

Los Pensamientos Negativos “no voy a aprobar”, “no me va a dar tiempo”, “si no lo llevo bien no me presento”, “soy peor que los demás”, “no valgo para esto”. Estos pensamientos no son reales, no facilitan metas de conducta (estudiar, presentarse, aprobar), no facilitan metas de emoción (sentirse bien, con tranquilidad y seguridad) y nos restan energía para estudiar y rendir en el examen.

  • Para ello, se trabaja detectándolos y una vez detectados, los contrastamos con la realidad y los cuestionamos.
  • Por ejemplo: “¡Todo me sale mal, siempre me saldrá mal!” ¿Realmente es cierto?
  • También podemos crear otros pensamientos más concretos, positivos y reales. Por ejemplo: “Me voy a dar una oportunidad, si suspendo podré soportarlo”.
  • Por ello, es fundamental entrenar en cambiar los pensamientos antiguos por los nuevos, tantas veces como sea necesario.

PREPARARSE LA NOCHE ANTERIOR

  • Darse un atracón de memorizar el día antes del examen genera ansiedad, mezcla de conocimientos e inseguridad personal.
  • Es recomendable la noche anterior al examen repasar la materia ya aprendida para fijar los conocimientos muy fuertemente en la memoria y hacerlos resistentes al olvido por ansiedad.
  • Debes dejar de estudiar en torno a la diez de la noche y después relajarse con diferentes medios: conversando, viendo la TV, oyendo música….

***

Tu psicólogo en Andújar

A&M Psicología Andújar

http://www.aympsicologiaandujar.com